Compartir
Escúchanos en:
Mar 2021
Un pequeño recuento histórico

En la década de los 90, los buscadores hicieron su aparición en Internet. Aunque en un principio no fueron demasiado utilizados, para 1996 llegó Google, que comenzó a revolucionar el mundo web.

Como era de esperarse, quienes ya habían montado sus sitios en la red, se percataron que a través de los buscadores, llegaban más posibles clientes a sus propias páginas.

Esto se conjugó de tal modo que la necesidad de obtener ese flujo de usuarios se hizo presente. Gracias a ello, nació una nueva competencia por estar en los primeros sitios de los buscadores en sitios como Google. De ahí, nació el SEO.


¿Qué es SEO?

Su nombre proviene de las siglas en inglés Search Engine Optimization. Su traducción es: Optimización de Motores de Búsqueda, lo que ya nos puede dar una idea clara de hacia dónde nos dirigimos.

Por ello, es habitual escuchar también que se le llame “posicionamiento SEO”, pues es justamente eso lo que puedes lograr con él: posicionar mejor tu sitio web en los motores de búsqueda.

Entonces, definiremos al SEO como el proceso mediante el cual un sitio web se optimiza para ser más relevante para un buscador en internet.

¿Y por qué como un proceso? Porque no se trata solamente de una herramienta que hay que instalar, sino que conlleva diferentes características específicas que pueden hacer más o menos popular a un contenido en la web.

Artículo sugerido

¿Cómo adelantar a tu competencia con una transformación digital?

La clave principal para que tu negocio sea más competitivo es muy sencilla: aprovecha los avances digitales para mejorar experiencias.

Cambios

Como todo en la vida, el SEO ha sufrido grandes cambios desde su concepción. En el pasado, el posicionamiento era mucho más sencillo, pues los motores de búsqueda no consideraban un número de elementos tan amplio como ahora.

De hecho, cada vez más, la optimización se centra en factores que pueden arrojar de algún modo cuál es la experiencia del usuario. Sin embargo, estos elementos pueden parecer infinitos.

Para poder hablar sobre esto, podemos dividir estos puntos importantes en dos grupos. Veamos algunos:

  1. En el sitio web:
  • Tasa de rebote. Es decir, cuánto tiempo pasó un usuario en un sitio web antes de salir de él. Evidentemente, cuanto más tiempo, mucho mejor.
  • Interacciones. Si el usuario siguió con la exploración de otros elementos en la página web.
  • Tiempos de carga. Cuánto tarda el sitio para desplegar su contenido (los usuarios no suelen ser pacientes).
  • Palabras clave. Mismas que darán pie a los motores de búsqueda para que se sepa cuál es el contenido principal del sitio.
  • Formatos. Tanto en las URL y en los códigos de programación, debe haber elementos que arrojen hacia dónde apunta el contenido y faciliten su apreciación.


  1. Fuera del sitio web:
  • Enlaces externos. Si cuentas con menciones de otros sitios web.
  • Presencia. Si tu página tiene presencia en otras partes de Internet, como en medios digitales o redes sociales.
  • Clics. Las veces que se ha entrado en tu sitio desde otros lugares de Internet.

Esto es sólo un ejemplo breve del universo de factores que el SEO considera para el posicionamiento, lo que nos lleva a otra pregunta por contestar…


¿Por qué es importante para una empresa?

Como ya pudiste notar, una empresa con presencia digital que no cuida su posicionamiento en los motores de búsqueda, simplemente renuncia a una parte del pastel que, a través de Internet, puede reclamar.

Pongamos un ejemplo: Si vendes calzado deportivo a través de una página web pero no tienes una estrategia SEO. Lo normal es que nadie llegue a tu sitio desde Google o cualquier otro buscador.

La razón es que antes de tu página están todos los sitios que le muestran a los motores de búsqueda, a través del SEO, que venden calzado deportivo de una forma útil y que gusta al usuario.

Por supuesto que todo lo anterior se vuelve peor cuando eres una empresa B2B (que vende a empresas) ya que una página web bien posicionada en SEO es de suma importancia para estar por encima de tu competencia y tener leads calificados.

A esto hay que agregar que si tu estrategia SEO está mal ejecutada o es pobre, es mínimamente probable que lleguen nuevos usuarios a tu página.

Casi nadie avanza a la segunda página en sus búsquedas con Google, Bing, etcétera. De hecho, son pocos los que ven más allá de las primeras posiciones.

En términos de posicionamiento, sin el uso correcto del SEO, es como si tu sitio web no existiera, compitiendo con miles de páginas, lo que te hará muy pocas o nulas visitas y, evidentemente, muchos menos clientes.


Aclaración y cierre

Cabe señalar que el SEO es enteramente orgánico, es decir, se trata de una estrategia de marketing que no requiere inversión, pues busca un desarrollo natural con ayuda de los usuarios.

Sin embargo, junto a la Optimización de Motores de Búsqueda, está el SEM, en donde sí necesitaremos hablar de presupuesto… aunque eso es tema de otro artículo.

Descarga

Marketing, ¿para vender o para ser popular?

Descargar
This is some text inside of a div block.
This is some text inside of a div block.
This is some text inside of a div block.
This is some text inside of a div block.
This is some text inside of a div block.
This is some text inside of a div block.
This is some text inside of a div block.
This is some text inside of a div block.

Suscríbete  a
nuestro newsletter

Recibe mensualmente nuestros artículos.

Artículos relacionados