Compartir
Escúchanos en:
May 2021

En nuestros días, el bombardeo publicitario al que estamos expuestos es un fuerte indicador de lo complejo que es el mundo de las ventas.

Sin embargo, incluso en un mercado tan competitivo como el actual, hay algunas formas de definir adecuadamente aquello que podría significar un giro total en tu vida, con el lanzamiento de un negocio o quizá con la consolidación de alguna empresa que ya tienes y se encuentra con dificultades para mantenerse a flote.

Por todo esto, vamos a repasar las tres reglas básicas que te ayudarán a definir qué es lo que debes vender para triunfar en el mundo de las ventas.


  1. Conoce las tendencias y necesidades actuales.

Sin importar qué es lo que tengas en mente, debes detenerte a analizar qué es lo que ahora mismo marca tendencia en ventas y qué es lo que se ha convertido en una necesidad.

Imaginemos que te interesa vender productos hechos por ti, aunque aún no decides qué exactamente. En ese caso, echar un vistazo a lo que ahora se vende mucho y que, incluso, es una necesidad, te ayudará a dar en el blanco.

El mejor ejemplo de esto son las mascarillas o cubrebocas que, dada la pandemia por Coronavirus y lo que parece venir en el futuro, es y será por un buen tiempo una necesidad para todo el mundo.

Otros productos que viven un buen momento para sus ventas son accesorios para celulares, ropa deportiva, relojes inteligentes, juguetes, fajas y dispositivos electrónicos o sus accesorios.

Caso curioso el de los cubrebocas, que hoy son considerados un artículo de primera necesidad, es decir, objetos que contribuyen en el bienestar y la supervivencia de las personas.

Esto es solo una muestra de cómo el mercado cambia y se adapta con el paso de los años. Si tienes buena visión, quizá incluso puedas anticipar este tipo de cambios.

Artículo sugerido

¿Cómo adelantar a tu competencia con una transformación digital?

La clave principal para que tu negocio sea más competitivo es muy sencilla: aprovecha los avances digitales para mejorar experiencias.

  1. Conoce tu producto.

Otra regla básica es conocer a fondo qué es lo que estás vendiendo, ya sea un producto o un servicio, y cómo es su naturaleza de ventas.

Para comprender este punto, pensemos en que quieres ofrecer clases de inglés de forma remota y que, al mismo tiempo, tienes interés en vender libros infantiles digitales.

Las clases, cada que tengas un nuevo cliente, requerirán de que brindes un espacio en tu agenda, mismo que debe coincidir con tu alumno. Además, en este caso, podrías abrir clases grupales y poder incrementar tus ingresos en el mismo lapso de una clase individual.

En el segundo caso, los libros digitales tienen la enorme ventaja de que una vez que están listos, solamente queda enviarlo a los compradores, por lo que se compensa en cuanto al tiempo que debes invertir en él.

Por otro lado, algo en lo que coinciden tanto las clases remotas como los libros infantiles digitales, es que ofrecen comodidad a quienes los adquieran, pues no requieren ni entregas personales ni traslados, un punto que ambos tienen a favor.


  1. Analiza tu nicho y cómo puedes hacer crecer tus ventas.

Así como debes conocer el producto o servicio que planeas vender, debes analizar de cerca el nicho de mercado en el que harás tu lucha.

Hablar de un nicho significa que tratarás de dirigir tus ventas a un grupo de personas que comparte necesidades, gustos e intereses por los mismos productos o servicios.

Por ejemplo, pensemos en el mercado de los videojuegos, que es gigantesco. Dentro de ese universo podemos acotar un nicho más específico, por ejemplo el de los headset, que son los audífonos con micrófono para los jugadores que son un poco más exigentes.

Al hacer este tipo de análisis puedes notar las características de tu nicho y conocer a qué te enfrentarás. Si seguimos con nuestro ejemplo, el mercado de los videojuegos es amplio y en él figuran empresas poderosas, por lo que si pretendes vender algo, tendrás una competencia muy fuerte.

Pero quizá esto no sea igual en el nicho de los headset, donde, a cambio de una competencia más relajada, se reduce el grupo de interesados en los productos, algo que no necesariamente es una desventaja.


Conoce más

Estas tres reglas, bien aplicadas, te pueden ayudar a definir qué es lo que debes vender. Si tu negocio ya opera o pronto lo pondrás en marcha y quieres potenciar las ventas, siempre vale la pena acercarse a un experto en marketing que ayude a que tu producto o servicio sea más visible.

Desde esta perspectiva, hay tres elementos que pueden ayudarte a consolidar tus ventas: el marketing digital, tu arquitectura comercial y la gestión del negocio, y con ayuda de profesionales puedes conseguir los clientes que necesitas.

Descarga

Arquitectura Comercial Digital: Los cimientos del éxito

Descargar
This is some text inside of a div block.
This is some text inside of a div block.
This is some text inside of a div block.
This is some text inside of a div block.
This is some text inside of a div block.
This is some text inside of a div block.
This is some text inside of a div block.
This is some text inside of a div block.

Suscríbete  a
nuestro newsletter

Recibe mensualmente nuestros artículos.

Artículos relacionados